HISTORIA DEL MUSEO

HISTORIA DEL MUSEO DEL ACORDEÓN – Casa Beto Murgas

Valledupar, Colombia

En el año 1982 adquiero un Acordeón de dos teclados, para cumplir uno de los propósitos más fervientes de todo padre nacido en la región donde florece el folclor vallenato, el cual consiste en que su hijo aprenda a tocar ese instrumento.

Mi niño de cinco años lo rechazó porque  quería era el de tres teclados, que era el que utilizaban los adultos, pero como él no tenía cuerpo para soportar el de su preferencia tuve que guardarlo.

Cuando llegaban visitantes a mi residencia les causaba curiosidad esos Acordeones pequeños y antiguos, que por el desdén de mi pequeño, con el trascurrir del tiempo,  tuve la necesidad espiritual de buscarlos en los lugares más lejanos y recónditos del universo.

Me convertí en un coleccionista. Avalado por el conocimiento ancestral de  juglares que tuvieron la oportunidad de asistir a los primeros encuentros con el Acordeón, hoy me permito presentar a usted la CASA BETO MURGAS –MUSEO DEL ACORDEÓN, donde se deleitará con la variedad de instrumentos que pertenecen a la familia de los aerófonos y por supuesto encontrará la historia de la fábrica que lo diseñó y del músico que lo utilizó.

CASA BETO MURGAS-MUSEO DEL ACORDEÓN, Valledupar, Colombia

CASA BETO MURGAS-MUSEO DEL ACORDEÓN, Valledupar, Colombia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s